Blog - Ubeimar Delgado

Conservadores se rebelan contra decisiones de Partido y anuncian respaldo a presidenciales

Bogotá, 21 de marzo de 2018- A través de una constancia radicada en la plenaria del Senado y de la Cámara de Representantes por parte de los congresistas Mauricio Delgado y Álvaro López Gil, en la cual se acusa al Directorio Nacional del Partido Conservador, “de tomar decisiones de espaldas a las bases populares, entregados a mezquinos interés personales, además de responsabilizarlos de la crisis institucional reflejada en las elecciones del pasado 11 de marzo”, los dirigentes vallecaucanos aseguran que no acataran la orientación que se dé para respaldar candidato presidencial, asegurando que “ese Directorio no tiene autoridad moral para orientar a quien va votar”.
En el documento, el Senador Delgado Martínez y el Representante López Gil, anuncian su respaldo a la candidatura de Iván Duque y Martha Lucia Ramírez, argumentando que, “Hace 4 años en primera vuelta, votamos por Martha Lucia Ramírez, respetando y acogiendo la decisión de las bases de nuestro partido, que en convención, la escogió como candidata única.
En segunda vuelta acompañamos el nombre de Oscar Iván Zuluaga. Hoy siendo coherentes con nuestros principios, nuestros valores y respetando la doctrina conservadora y las bases del partido, votaremos por Iván Duque, quien dará al país, una nueva aura de ciencia en innovación política y económica, en procura de los más pobres y necesitados para mejorar su calidad de vida y dar seguridad jurídica, paz y progreso, a este país crucificado de esperanzas”.
Anexamos Constancia radicada con el texto completo.
Mauricio Delgado Martínez – Senador de la República Teléfono: 3206884715
Álvaro López Gil- Representante a la Cámara Teléfono: 3117485383

Al descubierto empresa criminal para alterar resultados electorales

Santiago de Cali marzo 13 de 2018. Con alteración en los formularios E-14, donde los jurados de votación registran  el conteo de votos, se pretenden robar las elecciones en el Valle del Cauca, así lo denuncio el Senador Mauricio Delgado Martínez, al presentar ante los medios de comunicación más de 50 hallazgos encontrados hasta el momento, que comprueban la existencia de  una empresa criminal montada en el departamento para adulterar la decisión de los electores.

En los formularios oficiales de la Registraduría, se observan tachones, enmendaduras y operaciones aritméticas que no concuerdan  con los votos registrados, denuncio el Senador del Partido Conservador.

“Mesas donde no se registra ni un solo voto en el E-14 aparecen posteriormente con 45 votos en el formulario E-24;  2 más 2 ya no son 4, ahora suma 40; enmendaduras donde se observa la adulteración de resultados, evidenciando claramente una sistemática reducción en la votación al Senado  del candidato #13  Mauricio Delgado  y un incremento selectivo en favor de otro candidato, son algunas de las pruebas presentadas para sustentar esta denuncia pública de fraude electoral”

Acuñando la frase del Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez que dice “El Voto es sagrado, el voto no es una mercancía”,  el congresista Delgado Martínez le pidió al representante del ente acusador,  su  intervención inmediata, para que tal como lo hizo en la costa atlántica, se devele rápidamente lo sucedido en el Valle del Cauca.

El Congresista, argumenta además falta de garantías por parte de la Registraduría, revelando que, en el municipio de Florida, Valle del Cauca, la registradora se negó a recibir la denuncia correspondiente.

Anexamos las pruebas de las alteraciones encontradas, en los formularios que oficialmente son aportados por la Registraduría.

El Partido Conservador se acostumbró a los contratos y los puestos

SEMANA habló con el exsenador y exgobernador del Valle, Ubeimar Delgado Blandón, quien pese a ser proclamado precandidato presidencial conservador desde 2016, se quedará sin el aval de su partido. Lanzó duros dardos a su dirigencia.

SEMANA: ¿Siente que lo traicionaron?

Ubeimar Delgado: “Pues están incumpliendo los estatutos del Partido Conservador, que son Ley de la República, porque en la convención del 27 de noviembre de 2016 me presentó como precandidato presidencial; fuera de eso el directorio nacional aprobó tener candidato propio y abrió un proceso mediante el cual estoy inscrito legalmente, junto a Rubén Darío Lizarralde (exministro) como precandidato presidencial oficialmente”.

SEMANA: No obstante, en el Valle del Cauca desde el año pasado aparecieron vallas suyas como candidato presidencial conservador

U.D.: “Como estaba previsto tener candidato propio y solicitamos que nos convocaran a una consulta popular, obviamente se tuvo que hacer campaña. Por eso instalamos como 20 vallas en todo el Valle del Cauca”.

SEMANA: ¿Y desde cuándo arrancó esa campaña?

U.D.: “Desde el mismo día que la Convención Nacional me presentó como precandidato el 27 de noviembre de 2016. Y bien pudieron seleccionar el candidato hace más de 8 meses, para competir en igualdad de condiciones. Pero ni siquiera nos impulsaron, ni nos apoyaron, nos dejaron solos porque no era el interés de tener candidato propio”.

SEMANA: Osea que compró la silla sin tener el caballo

U.D.: “No, porque nos inscribimos legalmente; osea, estoy inscrito como precandidato del partido y obviamente estábamos esperanzados”.

SEMANA: Sin embargo, su nombre nunca marcó en las encuestas, se peleaba con el margen de error.

U.D.: “Dicen que no marcamos en las encuestas; pues Álvaro Uribe y cinco precandidatos que eran totalmente desconocidos, los paseó por toda Colombia y finalmente hizo un proceso donde escogió candidato”.

SEMANA: Pero, ¿es realista que lo único que le darían es el aval, porque la estructura y los votos ya se fueron hacia otros toldos?

U.D.: “El Partido Conservador perdió su vocación de poder desde hace más de 16 años, pero las bases están reclamando tener candidato propio. Aquí desafortunadamente la dirigencia se acostumbró a estar aliado con el que vaya a ganar; es decir, la mermelada de este Gobierno, prolongarla hacia el próximo periodo. Eso es lo que le ha pasado al partido, que ya no tiene vocación de poder y no quiere escoger candidato”.

SEMANA: Y quiénes son los responsables

U.D.: “Pues su directivas y el propio presidente Hernán Andrade es el principal responsable de que el partido no tenga candidato propio, para ellos acomodarse a otra candidatura”.

SEMANA: ¿Cuál fue el último presidente conservador que tuvo Colombia?

U.D.: “Diríamos entre comillas que fue Andrés Pastrana, que si bien era de origen conservador, realmente llegó al poder por su alianza con la nueva fuerza democrática donde convergieron varios partidos. De ahí que si hablamos de un presidente realmente conservador fue Misael Pastrana Borrero, hace más de 44 años”.

SEMANA: ¿Qué tanto daño le hizo al Partido Conservador su papel como actor de reparto durante los ocho años del Gobierno Uribe?

U.D.: “Allí hubo una coincidencia de propósitos con la Seguridad Democrática, y nos vimos identificados y representados con Álvaro Uribe hasta en su reelección, pero ya era más que suficiente y debíamos tener candidato propio desde 2010”.

SEMANA: ¿Será que a los conservadores les gustó más la burocracia que el poder?

U.D.: “Lamentablemente el partido Conservador se acostumbró a los contratos y los puestos. Creo que en el partido se han perdido los principios, la ética, los valores. Hoy en día estamos discutiendo más la mecánica que los programas, las propuestas para luchar contra la pobreza y la desigualdad en Colombia”.

SEMANA: ¿Qué los detiene para cambiar de rumbo?

U.D.: “Porque nos tienen prácticamente bloqueados. El Partido Conservador está secuestrado por el presidente del Congreso, el senador Efraín Cepeda; por el presidente del Directorio Nacional, Hernán Andrade, que llegó allí por una componenda para frenar la idea del candidato propio; y por el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, que maneja la chequera”.

SEMANA: ¿Y ellos tres son culpables de qué?

U.D.: “Ellos son los responsables de que el Partido Conservador no tenga candidato propio; esa es la verdad”.

SEMANA: ¿Por qué lo harían, con qué propósito?

U.D.: “Hacer las componendas con quien vaya a ganar las próximas elecciones presidenciales. Ya no les importa el partido, ni los programas, solo les importa los intereses personales y eso es lo que tiene acabado al partidor Conservador y lo convirtieron en un partido de garaje”.

SEMANA: ¿De verdad cree que tiene opción de ganar la presidencia y que no terminaría sumándose a otra campaña?

U.D.: “La esencia del Partido Conservador es tener vocación de poder, liderar un programa, promocionar sus ideas. No podemos continuar como apéndice de otro partido”.

SEMANA: Figuras del conservatismo como el exprocurador Alejandro Ordóñez y la exministra Marta Lucía Ramírez, ya se fueron.

U.D.: “Las directivas del partido le están dando la razón a esos dos candidatos que tuvieron que salirse del partido porque vieron este juego, que no iban a escoger candidato propio; por eso se fueron con firmas y yo debí hacer lo mismo”.

SEMANA: ¿Y por qué no recogió las firmas?

U.D.: “Ya no alcanzábamos a recoger las firmas. Además, ya estaba inscrito como precandidato dentro del partido Conservador y al recoger las firmas podía incurrir en una doble militancia””.

SEMANA: ¿Cuándo se enteró que ya no sería el candidato presidencial de los conservadores?

U.D.: “Hace como tres meses; en noviembre nos dimos cuenta que después que terminó la inscripción de precandidatos, comenzamos a notar que no convocaron a la convención y ya se acabó enero y tampoco lo hicieron”.

SEMANA:¿ Cuál fue el último candidato presidencial valluno?

U.D.: “Fue Rodrigo Lloreda Caicedo, que en paz descanse”.

Acerca de la aspiración presidencial de Ubeimar Delgado Blandón, el hijo de Salónica

Sonriendo, Rodrigo Lloreda Caicedo, en su oficina de director de EL PAIS, donde yo trabajaba como reportero político, refiriéndose a Ubeimar Delgado Blandón me dijo “Ese muchacho es un pichón de animal político que va a volar muy alto” .Era el año 1985, época en la que el hoy pre-candidato presidencial del Partido Conservador, luego de ser militante, fue elegido presidente de las Juventudes Conservadoras.
En aquel tiempo, Ubeimar, nacido en Salónica y por consiguiente de origen campesino, rivalizaba con otros integrantes de las juventudes conservadoras lloredistas pertenecientes a familias de estratos sociales muy altos, pero los aventajaba porque aglutinaba a la mayoría de los jóvenes militantes en razón de su dinamismo, su capacidad de trabajo, constancia y disciplina, cosa que incomodaba a los de “dedo parado”, pues éstos creían que por razón de su clase social tendrían la preferencia del jefe, quien le abría las puertas de su movimiento a quienes quisieran ingresar, pero sin establecer preferencias ni privilegios. “Los honores se ganan en el campo de batallla” decía Lloreda Caicedo.

Con el tiempo, gracias a su permanente accionar político, Delgado Blandón demostró que el extinto líder conservador tuvo la razón. Luego de varios años de desempeñarse en cargos públicos se postuló al Concejo Municipal de Cali siendo elegido en 1992, y reelecto en 1994. No hizo lo de muchos, pasar a la Asamblea, tramo que se saltó para aspirar a la Càmara de Representantes, corporación a la que llegó en 1998 siendo reelegido en el 2002. Cuatro años después es elegido Senador de la República. En el Senado fue presidente de la Comisión IV, la del Presupuesto Nacional, y también primer vicepresidente de la llamada “Càmara Alta” del Congreso de la República.
En el trasegar electoral, aquella rivalidad de juventud se mantuvo sin que lo pudiesen vencer ”los hijos de papi y mami”a pesar de las deserciones que hubo en su movimiento”. En el 2014 con su sobrino Mauricio Delgado como candidato al Senado obtuvo una de las mayores votaciones del conservatismo, y, por un error de cálculo perdió la posibilidad de lograr dos curules en la Cámara de Representantes,hecho que de haberse dado habria privado de ir a la “Càmara Baja” a quien desertó de su organizaciòn política luego de haber sido elegido Representante a la Cámara en nombre de la “Fuerza Social”.
Como Representante a la Cámara y como Senador de la República intervino ante el gobierno nacional para apropiar recursos para obras en todos los municipios vallecaucanos. Sin temor a equivocarme puedo decir que es el congresista que mayor cantidad de recursos nacionales ha logrado traer para el Valle del Cauca. En el caso de Tuluá basta mencionar que gestionó más de $4.000 millones con destino al alcantarillado de buena parte de la población de Aguaclara.
En octubre del 2008 fue elegido, con una gran votación, miembro del Directorio Nacional Conservador. No aspiró a la reelección, en su lugar postuló a su hermano Mauricio, porque su meta era ser Gobernador del Valle, sueño que logró en las elecciones atípicas del 2012 venciendo a la enorme maquinaria que controlaba el poder político-administrativo en nuestro departamento, que estaba en quiebra y con una multimillonaria deuda pública.

Como mandatario departamental redujo en más del 90% la deuda, circunstancia a pesar de la cual, gracias a su capacidad de gestión, hizo obras muy importantes en la mayoría de los municipios a los que también entregó maquinaria de obras públicas.Haber reducido a su màs mìnima expresiòn la deuda del Departamento y el excepcional manejo fiscal que le dio a las finanzas gubernamentales le permitiò al Valle recuperar la Categorìa Especial que habìa perdido, sumatoria esta que le mereciò ser reconocido por el propio gobierno nacional como el mejor gobernador de Colombia. Entregó su mandato con la iniciación de la reconstrucción de la vía Tuluá-Riofrío-Trujillo y la derivación al corregimiento Salónica, su patria chica, obra para la cual había logrado que el gobierno nacional apropiara los correspondientes recursos.
A Ubeimar el gobierno de Santos le cobró no haber apoyado su reelección dado que su movimiento Fuerza Social respaldó a Martha Lucía Ramírez y luego a Oscar Iván Zuluaga. Como bien lo ha dicho, el gobierno nacional le quedó debiendo al Valle del Cauca un alto porcentaje de los recursos que por regalías le correspondían a nuestro departamento. De no ser por esa circunstancia habría hecho mucho más por los vallecaucanos.

Como en lo personal, disciplinado políticamente como el que más, jamás ha desertado, ni lo ha pensado, cambiar de partido, razón por la cual hoy, con sobrados méritos, quiere ser el candidato presidencial del conservatismo, meta difícil cierto es, porque los “enmermelados” congresistas y miembros del Directorio Nacional, al contrario de lo que él piensa y quiere, les resulta más fácil y rentable plegarse a candidaturas de otras colectividades. Y quiere ser candidato porque, con sobrada razón, manifiesta que su partido debe recuperar la vocación de poder y tener candidato propio para la Presidencia de la República, efecto para el cual tiene un bien concebido plan de propuestas.
VER PROPUESTAS DE GOBIERNO
Amigo de sus amigos, de sus líderes, de los militantes de su movimiento, con quienes mantiene permanente comunicación; este dirigente de la comarca vallecaucana, hijo de Salónica, que trabaja sin descanso, como pocos en el Valle del Cauca y en el país,además de su fructífera labor política y social cuenta a su haber con una trayectoria intachable, sin mancha, como quiera que no ha estado envuelto en escándalos de corrupción ni ha tenido vínculos con organizaciones delictivas, lo que debe hacernos sentir orgullosos de contar con un político de tal naturaleza.
Por todo lo anterior considero injusto que además de los obstáculos de sus copartidarios en Bogotá, hoy también esté siendo víctima del vallecaucanibalismo.
No soy conservador, pero ante todo
¡SOY VALLECAUCANO!
¡JALEMÓSLE A LA VALLECAUCANIDAD!

Por: MARCOS EFRAÍN MONTALVO ESCOBAR

Unos cuantos tienen secuestrado al Partido Conservador

Durante su visita a HOY DIARIO DEL MAGDALENA, el precandidato presidencial conservador Ubeimar Delgado Blandón dijo que uno de sus propuestas es acabar con las ‘tercerías’ en materia de salud y la creación de los ministerios de Turismo y Deportes.

Acabar con las ‘tercerías’ en materia de salud y la creación de los ministerios de Turismo y Deportes principales propuestas del precandidato presidencial Ubeimar Delgado Blandón

Ubeimar Delgado Blandón precandidato a la Presidencia de la República por el Partido Nacional Conservador, dijo que su aspiración como tal va encaminada a rescatar el partido de la mano de quienes lo tienen ‘secuestrado’ y por la ‘mermelada’ se lo han entregado a los intereses del actual gobierno

Durante su visita a la sede de HOY DIARIO DEL MAGDALENA deploró que el senador Hernán Andrade presidente del Directorio Nacional Conservador y una minoría de congresistas,  estén direccionando a esa colectividad a votar para la Presidencia de la República, por un candidato diferente.

También dijo que de ser elegido como el Presidente de Colombia, su gestión de gobierno irá encaminada a acabar con las ‘tercerías’ en materia de salud, es decir, terminar con las EPS y buscar mecanismos mejores para la atención de los colombianos. Igualmente se propone a la creación de los ministerios de Turismo y Deportes, tan necesario para el desarrollo de Colombia.

 

SU POSICIÓN

“El Partido Conservador perdió su vocación de poder hace unos 16 años. El 27 de noviembre de 2016, en la última Convención Nacional Conservadora se aprobó tener candidato propio. El año pasado, el Directorio Nacional Conservador persuadido por una proposición de varios miembros de ese directorio aprobaron tener candidato propio”, sostuvo durante la entrevista concedida a los periodistas.

Advirtió que el presidente del Directorio Nacional que fue elegido por medio de una componenda, porque Hernán Andrades, no es miembro de ese directorio; pero se ha distinguido por estar en la mermelada del presidente Juan Manuel Santos. “Eso ha conllevado a que él sea el principal enemigo para que el Partido Conservador no tenga candidato propio”.

Según Delgado Blandón, Andrade lo que está haciendo es buscar alianzas con el mejor postor, ver a quien le entrega el Partido Conservador, si es que ya a puerta cerrada no lo habrá entregado. De tal manera que con el doctor Rubén Dario Lizarralde, que también es precandidato presidencial por esa misma colectividad, están en la tarea de liderarlo para que tenga candidato propio.

“En mi condición de exgobernador del Departamento del Valle, de más de 45 años de vida pública, fui Representante a la Cámara, senador de la República, Vicepresidente del Senado y miembros del Directorio Nacional Conservador en el 2008, tengo el conocimiento suficiente para dirigir los destinos de Colombia”, dijo.

Manifestó que acogió la propuesta de muchos seguidores en varios departamentos de ser candidato presidencial  y en la última Convención Nacional Conservadora fue presentado como precandidato presidencial, en la que participó el doctor Alejandro Ordóñez y la doctora Martha Lucía Ramírez, como invitados, de tal manera que el único precandidato conservador es él.

 

MANOS LIMPIA

“Manos limpia, es nuestro eslogan y es lo que le propongo al país, y además un buen desempeño fiscal, porque Colombia se encuentra en la bancarrota, está en el peor de los momentos financieros”, sostuvo.

Quiere que el Partido Conservador  tenga candidato propio y subrayó que ahora últimamente el doctor Rubén Darío Lizarralde, también se ha presentado y han propuesto que la Convención Nacional del Partido Conservador a realizarse el 4 de febrero sea presencial y no virtual.

“Lamentablemente están proponiendo que sea virtual, lo que no garantiza que no se tenga un fraude electrónico, lo que llevaría al partido a una candidatura diferente, porque lo que quieren hacer es una alianza con el candidato de otro partido”, precisó.

Finalmente advirtió que algunos dirigentes como el presidente del Directorio Conservador Hernán Andrade y unos pocos congresistas, tienen secuestrado la Personería del Partido Conservador.

Molestia de precandidatos conservadores por acercamientos de su partido con Vargas Lleras

En diálogo con La W, los precandidatos presidenciales Rubén Darío Lizarralde y Ubeimar Delgado criticaron los “coqueteos” de la dirigencia del Partido Conservador con Germán Vargad Lleras y aseguraron que esta colectividad debe llevar candidato propio a las elecciones del 2018.

“La decisión de tener candidato propio a la Presidencia ya había sido tomada por la Dirección Nacional”, señaló el exgobernador Delgado.

El exministro Lizarralde acusó a la dirigencia de su partido de estar “invisibilizando” a los precandidatos e indicó que “el Partido Conservador debe tener vocación de poder, mirando en sus propias filas”.

Los dos precandidatos coincidieron en que el actual presidente del Partido Conservador, Hernán Andrade no tiene legitimidad para estar en el cargo al no pertenecer al Directorio.

Presidencial conservador requiere garantías

Los precandidatos presidenciales del Partido Conservador piden una consulta para elegir candidato el próximo 11 de marzo y por medio de una convención virtual. Así lo dijo Ubeimar Delgado, quien manifestó estudiar algunas salidas jurídicas. Delgado manifestó que no siente garantías con la convención virtual.
EL NUEVO SIGLO: ¿En qué consiste el malestar de los precandidatos presidenciales?
UBEIMAR DELGADO: En la convención del 27 de noviembre de 2016 se aprobó tener candidato propio e igualmente el directorio nacional aprobó tener candidato propio. Luego de muchas largas se abrió la convocatoria en todo el mes de octubre para la inscripción de candidatos, solamente nos inscribimos el doctor Rubén Darío Lizarralde y yo como exgobernador del Valle. La verdad es que después de haber cerrado el periodo de inscripciones, ya se va acabar el año y no se ha convocado a la convención estatutaria del Partido que es ley de la República, los estatutos son ley de la República y están violando la ley. La idea es sacar una convención virtual, donde la mayoría de los directorios departamentales no están constituidos legalmente, entonces no hay una confianza, no estamos tranquilos de una convención virtual, donde no están las bases de datos que se requieren.
ENS: ¿Qué se ha analizado?
UD: Una convención virtual para los departamentos prácticamente es disolver la convención y no hacer una convención presencial con comité de acreditaciones para que se tome una decisión. Pero también hemos pedido que si no se hace la convención, que se haga una consulta popular abierta el próximo 11 de marzo, cuando se eligen corporaciones de Cámara y Senado y no se tendrían costos adicionales. Ya el Consejo Nacional Electoral está convocando a los partidos y tiene plazo hasta el 29 de diciembre, de tal manera que es el momento oportuno para que el Partido Conservador consulte al pueblo para escoger candidato presidencial.
ENS: ¿Lo que se quiere es adherirse a alguna campaña?
UD: Precisamente con la convención virtual, que es fácilmente manipulable y no brinda ningunas garantías, pretenden hacer eso. Es que la convención virtual diga que el Partido quiere candidato de alianza y no quiere candidato propio, cuando todos sabemos que las bases quieren candidato propio. Eso sucedió hace cuatro años, cuando muchos congresistas no querían que tuviéramos candidato propio. Pero la convención, las bases del Partido, entre ellos el senador César Tulio Delgado exigió que el Partido tuviera candidato propio y ahora va a pasar lo mismo, si hay convención nacional el partido va a querer candidato propio, no jugar a las escondidas, prácticamente lo que quieren es llevar al Partido a una tienda de mecato, quieren llevarlo a un partido de garaje.
ENS: ¿Qué opina usted?
UD: Un partido de 168 años de historia, con todo ese acervo histórico, doctrinario filosófico, y programático llevarlo a que no tengan candidato propio, eso sería el colmo que sucediera, y el que no está brindando las garantías del Partido es el propio Hernán Andrade, presidente del Partido, él no brinda las garantías para que el Partido Conservador tenga candidato propio.
ENS: ¿En caso de que se haga virtual qué camino tomar?
UD: La verdad es que tendríamos que acudir a la ley, porque los estatutos del Partido Conservador no contemplan una convención virtual, la contempla presencial y además una directiva de un directorio no está por encima de la ley y aparte de eso la máxima autoridad de un partido es la convención y ya se determinó que se debía tener candidato propio.

Precandidatos Conservadores Ubeimar y Lizarralde solicitan consulta popular abierta el 11 de Marzo 2018

Señor Presidente del Directorio Nacional Conservador, Hernán Andrade.

Señores miembros del Directorio del Partido Conservador.

Señor Presidente del Senado y del Congreso de la Republica, Efraín Cepeda.

Señores Congresistas Conservadores

 

Apreciados Conservadores,

Con la seguridad que el Partido Conservador, los medios de comunicación, las empresas encuestadoras y los Congresistas y candidatos a corporaciones visualizarán al candidato único del Partido Conservador después de que este sea elegido, atendiendo el mandato de la Convención del Partido realizada en el último trimestre del 2016 y la continuidad dada por el Directorio Nacional Conservador después de abrir inscripciones a Precandidaturas a la Presidencia de la República ;los invitamos a que hagan pública la decisión finalmente adoptada, para definir y cerrar este proceso.

Hasta el 29 de Diciembre tienen tiempo para expresar como Partido la decisión de aceptar participar en una consulta popular el 11 de Marzo.

De no ejercer la consulta ciudadana, queda entonces, llevar a cabo una Convención presencial del Partido donde se escoja el Candidato del Partido a la Presidencia o se tome otra decisión; como se ha dado desde hace más de 50 años.

Hemos sido informados de la intención de llevar a cabo una convención virtual, para definir las opciones del Partido frente al debate presidencial que se aproxima.

En calidad de precandidatos del partido no hemos sido consultados y por supuesto, no estamos de acuerdo pues , ante la deficiencia en las bases de datos, la falta de directorios formalmente elegidos, departamentales y municipales ; este evento no daría las garantías para tomar una decisión trasparente, respetuosa de la ley y de los estatutos de uno de los partidos más antiguos y tradicionales del país.

Señor presidente, tiene usted una gran responsabilidad institucional y jurídica con el Conservatismo colombiano.

Espera el país y la militancia conservadora , que ustedes y el Directorio Nacional, nos comuniquen a los dos precandidatos legítimamente inscritos, la decisión que dentro de la legalidad, han adoptado.

Muy grave sería para ustedes y para el Partido que además de hacer anuncios públicos de transfuguismo electoral, no amparados por ninguna decisión oficial de los órganos del Partido; no tomen ninguna decisión que permita definir legalmente la suerte de la representación del Partido en la Contienda Presidencial.

 

Nos suscribimos muy cordialmente,

 

Los precandidatos conservadores al la Presidencia de la República

 

Ubeimar Delgado

Ex- Gobernador Del Valle del Cauca

Rubén D. Lizarralde

Ex- Ministro de Agricultura.

Ubeimar Delgado exgobernador del Valle Presidenciable con Aval Conservador

Orgulloso de su origen humilde, de las entrañas de una maestra y un carpintero del hermoso corregimiento de Salónica”, el dirigente conservador Vallecaucano llevara las banderas a la Presidencia del Partido Conservador.

Está recorriendo el País para generar propuestas de trabajo y rescatar las banderas conservadoras que siempre ha liderado.

Fuente: Cauca Extremo

La candidatura de Ubeimar

Por Mario Cuervo Castañeda

En este, como en todo proyecto político, siempre existe una probabilidad –alta o baja- de éxito final.  Pero, cualquiera sea el resultado de esta aventura en la que se ha comprometido Ubeimar Delgado, existe de entrada una faceta muy especial de incuestionable importancia, y digna por lo mismo de ser tenida en cuenta.

Se diría que lo normal en nuestro medio político-gubernamental es que los aspirantes a las posiciones de más alto nivel sean los herederos -cercanos o no- de quienes ya han detentado el poder. Una mirada por los apellidos que conforman la nómina de nuestros dirigentes gubernamentales a través de toda la historia, vale decir del ”roscograma ” histórico nacional, muestra con ineludible desfachatez cómo una serie de apellidos se han apoderado del poder, dando como resultado que todo un sistema llamado democrático, vale decir sustentado en el voto popular, ha quedado reducido a una especie de monarquía hereditaria fuera de la cual no hay salvación.

Y esto es lo que hace de la aspiración de Ubeimar un hecho realmente destacable. El apellido Delgado, y mucho más el Blandón, no aparecen por parte alguna dentro de eso listados de quienes bien o mal nos han dirigido en lo que llevamos de historia republicana.

Por un accidente histórico inesperado el asesinato de Galán en vísperas de obtener -el poder- uno de sus hijos, ahogado en el más justificado dolor y sin espacio alguno para a reflexión, soltó semejante orden en pleno cementerio bogotano: ”Doctor César Gaviria, tome usted la bandera de mi padre”. y Gaviria la tomó frente a un país que, igualmente anestesiado por el dolor, lo respaldó de inmediato. Fue así como, sin apellidos, ni padres, ni abuelos, ni tíos poderosos, un parroquiano de Pereira ocupó ”ciertamente” la Presidencia de la República primero y luego la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos OEA.

Ahora, en medio de una situación para nada similar pero sí en un momento asaz enredado y preocupante para el país, Ubeimar hace una propuesta que desconoce esa mal disimulada tradición monárquica de girar siempre alrededor de determinadas familias. ¿Qué tal eso de enfrentar a un nieto de Lleras Restrepo, pariente igualmente de Lleras Camargo, y a una sobrina de López Michelsen, nieta además de López Pumarejo? Quienes se amparen en la lógica tradicional pensarán seguramente que aquí no hay nada qué hacer, que para triunfar se requieren los genes de un Lleras, un López, un Santos, un Samper, etc., etc.

Desde luego que, de manera distinta puede pensar quien se detenga en casos como el de César Gaviria y Belisario Betancur o, mirando un poco más atrás, el del modesto hijo de la lavandera paisa, Marco Fidel Suárez, quienes se constituyeron prácticamente en una excepción a la regla general.

Pero dejando de lado la probabilidad o no de que tenga éxito, el caso de Ubeimar implica, como ya lo dije al iniciar esta nota, una faceta de importancia incuestionable: es ni más ni menos que la concreción de algo realmente interesante corno es la figuración en la nómina de candidatos, impulsado casi que exclusivamente por su trayectoria personal, como culminación de una larga marcha realizada a pie, mientras sus competidores lo hacen en los cómodos vehículos de sus apellidos, con lo que ello significa en materia de maquinarias, respaldo institucional, palancas, dinero, etc., etc.

Personalmente he sido testigo presencial de la ya larga trayectoria política de Ubeimar. Lo conocí de ”pelado” acompañando a Rodrigo Lloreda y a otros jefes conservadores en cuanta correría hacían por todos los rincones del departamento, desempeñando prácticamente un papel de acólito o monaguillo con total disponibilidad para servir en lo que fuera necesario, dígase ocuparse de la logística de las correrías, llevar mensajes a los jefes locales, colaborar en la distribución de material publicitario, papeletas para las votaciones, banderas    camisetas y demás elementos propios de las campañas y, en fin, servirle al jefe como compañero de viaje y como auxiliar de confianza para cuanto necesitara.

Vino después el trabajo político más directo como coordinador de Zona Electoral en Cali, de donde ascendió a Jefe político de Registraduría Auxiliar, Presidente del Comando de Juventudes, Miembro del Directorio y mil responsabilidades más. También en el campo representativo y burocrático tuvo una amplia gama de experiencias, enfocadas todas hacia el auténtico servicio público. El concejo de Cali, el Senado de la República con todo y Vicepresidencia, y últimamente la Gobernación del Valle, fueron escenarios adecuados y suficientes para forjar un funcionario con muy amplias experiencias, vocación demostrada de servicio y destreza en el manejo del poder.