Cinco puntos en los que Álvaro Urive Vélez mostró la mano dura que tendrá el gobierno de Iván Duque - Ubeimar Delgado

Cinco puntos en los que Álvaro Urive Vélez mostró la mano dura que tendrá el gobierno de Iván Duque

A dos semanas de la primera vuelta, el expresidente Álvaro Uribe estuvo de correría exprés por el Valle para confirmar los últimos apoyos para su candidato Iván Duque en una región donde el uribismo está mostrando crecimiento. En el marco de la única reunión en plaza pública que tuvo con 1500 personas en una calle en el centro de Cali y sin la retórica del emprendimiento que su candidato vende, Uribe mostró la agenda de su aspirante en los temas en los que el Expresidente es experto y se enfoca, como la seguridad y la reactivación económica.
Uribe fue recibido por el líder conservador Ubeimar Delgado, quien con otros miembros de su estructura Fuerza Social le financiaron el evento. Allí, el Senador se encargó de posicionar el nombre de Duque y de su fórmula vicepresidencial, Marta Lucía Ramírez, con todas sus bondades, tratando de dejar claro que serán ellos los que gobernarán.
No obstante, el nombre que coreaban los asistentes era el de Uribe, que por momentos parecía ser el candidato.
Tanto que al final de la intervención de Blanca Cardona, integrante del directorio conservador nacional, dijo que “apoyarán a Uribe y Marta Lucía a la presidencia”, siendo corregida por el mismo Uribe que le habló al oído para que rectificara.
A su candidato y a su fórmula los vendió como los “timoneros de Colombia” para derrotar la corrupción y los que, a través de la política de seguridad van a “recuperar la Patria”.
Estos fueron los cinco mensajes del discurso de Uribe en el que mostró la agenda de un eventual gobierno de Duque, quien solo dos días después de este evento estuvo en Aguablanca, en el oriente de Cali, bailando, cantando y presentando su propuesta cultural.
1.Mantiene la mano dura en el posconflicto
Uno de los temas transversales en su discurso fueron las repetidas puyas contra la Justicia Especial para la Paz (JEP), los acuerdos de sustitución de cultivos ilícitos, y su crítica al no encarcelamiento de las cabecillas de las Farc. Uribe mostró así que éstas serán las principales reformas al Acuerdo de Paz que hará Duque de llegar a la Presidencia.
“Uno no entiende que estas fuerzas armadas nuestras que han sido democráticas las sometan al juzgamiento, los militares que van a la JEP tienen que reconocer un delito así no lo hubieran cometido o exponerse a un juicio”, dijo.
Aunque en este punto prometió que “el Gobierno (de Duque) sería generoso con los reinsertados con educación y empleo”, no lo sería con los cabecillas que han cometido delitos graves y que según él quedarán en la impunidad, si no se hacen los cambios que su candidato propone.
También habló de la lucha frontal contra la coca y el narcotráfico que tendrían Duque y su fórmula Marta Lucía Ramírez, asegurando que actualmente la siembra de coca no permite sembrar otros cultivos, además que erradicar es necesario “para preservar y cuidar el medio ambiente, los 600 km de selva virgen que tenemos”, dijo.
Un discurso novedoso en el Senador, teniendo en cuenta que en sus ocho años de gobierno incrementó la entrega de títulos mineros, pasando de 1,13 millones de hectáreas a 8,53 millones (es decir que OTORGÓ 1869 TÍTULOS, casi 984 anuales) y duplicando las hectáreas tituladas en los páramos como contamos ACÁ.
Además, evidenció su defensa de la erradicación forzosa de cultivos de coca.
“Yo no entiendo que en el acuerdo de La Habana el Gobierno hubiera aceptado que la erradicación del narcotráfico en las zonas en las cuales ha tenido influencia la Farc se dé siempre y cuando haya un consentimiento de las Farc así lo disimulen entre la comunidad”, criticó.
Erradicación a la que se oponen muchos campesinos hasta tanto no tengan otros cultivos que los reemplacen COMO HEMOS CONTADO, y que de hacerse a la fuerza puede llevar a conflictos sociales graves COMO OCURRIÓ EN TUMACO.
A eso le sumó la crítica a la participación de la ONU en la interventoría sobre el narcotráfico. Uribe dijo que la plata que reciben del Gobierno (316 millones de dólares) será usada por su candidato para atender a los venezolanos.
2.Uribe le tiende la mano a los empresarios
Aunque estaba en un sector popular, Uribe habló también de la propuesta de Duque para ALIVIAR LA ECONOMÍA DE LAS EMPRESAS, que en el Valle son unos de sus PRINCIPALES ALIADOS.
Habló de bajar los impuestos, congelar el predial, quitar el IVA en algunos días al año y de amnistías para todos los pequeños empresarios reportados en Datacrédito, para reactivar la economía.
Además de fortalecer la seguridad para este sector, que a su juicio, es víctima de extorsiones que no le permite crecer.
3. Reforzó el miedo al castrochavismo si Petro gana
Como ya es habitual en el discurso uribista, el Expresidente insistió en su discurso en que si Duque no gana, el país se volvería como Venezuela. Para eso, contó experiencias que, dice él, le han dicho venezolanos que ahora viven en el país, por culpa de la crisis social y económica.
Dio un ejemplo de una médica venezolana que habló con él para contarle que en Venezuela se estaba muriendo de hambre y en Colombia encontró cómo vivir. También contó que un joven venezolano que viajaba con otros noventa y encontró en una carretera le dijo al expresidente que Chávez había destruído Venezuela y que en su caso, pese a haber estudiado todos los niveles de operación de maquinaria pesada, con su trabajo de dos semanas solo podía comprar diez libras de arroz.
“Pero me dijo que no se quedaría en Colombia, sino que iba camino a Perú, porque Colombia va a seguir el mismo rumbo que Venezuela”, contó.
Hasta recordó una conversación que dijo tener con Hugo Chávez, en la que Uribe le habría propuesto fortalecer la empresa privada para financiar sus apuestas sociales, pero que el líder venezolano le habría dicho que no, que con el petróleo le alcanzaba y, dijo Uribe, eso es lo que ha llevado a la crisis de hoy.
Esto refuerza el imaginario que el uribismo ha querido imponer desde el principio de que la crisis de Venezuela podría expandirse a Colombia si gana Petro o incluso los otros tres candidatos Vargas, De la Calle y Fajardo a quienes llamó “los tres candidatos santistas”.
”Yo veo en Colombia tres caminos: los continuadores de Santos, los continuadores de la mediocridad y el deterioro; el camino acelerado a Venezuela y un gobierno virtuoso que rescate nuestra gobernanza en cabeza de Iván Duque y Marta Lucía Ramírez”, dijo.
“Y la opción del doctor Gustavo Petro es la opción no disimulada de la vía rápida para llegar a Venezuela”, remató.
4. Sacó el espejo retrovisor de Santos
Aunque en su ENTREVISTA del domingo en El Tiempo, Duque dijo que no tendrá espejo retrovisor, Uribe sí lo utiliza en sus discursos y el de Cali no fue la excepción.
Uribe resaltó los puntos débiles del gobierno de Santos, como los problemas de seguridad en las ciudades, con las bandas criminales y las disidencias de las Farc.
Esto lo aprovechó para contrastar con lo hecho en su gobierno enfatizando que Marta Lucía Ramírez fue la “primera Ministra de Defensa que implementó la política de seguridad democrática”.
“Necesitamos más cámaras, más policías, pero también decisiones políticas del alto gobierno que debe ser el gran policía”, dijo.
También sacó provecho de los escándalos de corrupción de este gobierno como el Cartel de la Toga y las coimas de Odebrecht (en el que también está involucrado su candidato a la presidencia del 2014, Óscar Iván Zuluaga y por lo cual lo despachó en la campaña de 2018) prometiendo, a nombre de Duque, “eliminar la mermelada, no dar casa por cárcel a los corruptos y aplicarles expropiación exprés”.
Lanzó puyas sobre la crisis de la salud señalando como culpable a Santos sobre la politización de ese sector y defendiendo la Ley 100, que él lideró como ponente en el Senado durante el gobierno de César Gaviria, y que dio origen a las EPS como administradoras de la salud.
En ese punto, indicó que una de las soluciones a la crisis que propone su candidato es “buscar asociaciones público privadas para que crezcan los hospitales pequeños y mejoren los servicios”.
5. Uribe mostró ‘corazón grande’ para los más pobres
A nombre de Duque y Ramìrez, Uribe expuso parte del programa social de la campaña, enfocado en los más pobres y prometiendo aumentar subsidios y asistencias del Estado.
Propuso (a nombre de sus candidatos, a quienes nombró muy seguido) cobertura global de educación para la primera infancia, que los padres de familia sean los interventores de los contratos de alimentación escolar e implementar la educación técnica para todos los bachilleres.
“Qué ha dicho Iván Duque: tocará abrir cupos en la universidad privada y que esos muchachos entren gratuitamente allí y el Estado sea el que le pague a la universidad por cada muchacho”, dijo.
Además de dar 600 mil subsidios en mejoramiento de vivienda, créditos para compra de vivienda a 30 años, aumentar el pago de los adultos mayores a 200 mil pesos y que sea cada mes y no cada dos como es actualmente.